1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1


 

IV Trial MG Club Argentina 2007 - “Viaje al Oeste”

La cita fue el 23 de marzo en el Aeropuerto cordobés de Pajas Blancas donde los trialistas se reencontraron con sus máquinas.  Uno a uno,  una amplia gama de modelos fueron descendiendo del transporte;  TC, GTB,  B, J2,  TD, F. El más antiguo de ellos,  cumplió ya los 75 años!!!
Bajo un cielo plomizo,  los Old MGs  comenzaron el ascenso por la ruta de las Altas Cumbres.  Aún cuando algunos de ellos acusaron el efecto de la altura,  alcanzaron una altitud de 2250 m.s.n.m. rumbo a Traslasierra.
Después de un reconfortante alojamiento y cena en Villa Dolores,  al siguiente día y bajo una copiosa lluvia,  la caravana tomó rumbo al Oeste.  Al llegar al Parque Nacional Sierra de las Quijadas (Pcia. de San Luis),  las nubes se apiadaron de los trialistas y abrieron su cortina dejando ver los impactantes farallones de tierra rojiza de este exótico lugar del noroeste puntano.
Al día siguiente,  la Provincia de San Juan nos recibió   con el brillante sol cuyano y la cordialidad de su gente.  Afortunadamente,  y gracias al accionar del Secretario del Club, Lord Francis Garaguso, ( Se pronuncia “bombón” ) pudimos sacarnos el gusto de andar a toda máquina por el Autódromo “El Zonda”. Vayan despacito, solo una vueltita de reconocimiento............. para que!!!! Salieron todos hechando humos, y no había forma de pararlos.
Bajo un sol abrasador,  se fueron sucediendo algunos pequeños pueblos de casas bajas de adobe como Talacasto,  San José de Jáchal,  Guandacol,  Huaco,  hasta llegar a Villa Unión donde les alcanzó la noche. 
Al siguiente día,  el Parque Nacional Talampaya (Pcia. de la Rioja),  se mostró  impactante por sus notables formaciones naturales que merced a los constantes procesos erosivos forman cañadones de rectos y altos paredones que se asemejan a las murallas de una ciudad bíblica.  De igual manera,  el Valle de la Luna o Ischigualasto,  que en voz indígena significa  “lugar donde se posa la luna”,  mostró sus geoformas y franjas de minerales sedimentados que permitieron ver a flor de piel las huellas del período Triásico configurando un ambiente lleno de misticismo.
Comenzando la mañana del siguiente día y una vez más acompañados por una persistente llovizna,  los  viejos autos ingleses emprendieron un nuevo desafío: la imponente Cuesta de Miranda (Pcia de la Rioja),  un espectacular camino de cornisa flanqueado por profundos y colorados valles que parecen pintados por la paleta de un invisible pintor.  Haciendo honor a la lengua madre de los MG,  los ingleses dirían que este paisaje es “breathtaking”.  Luego,  el descenso hacia Chilecito,  emplazado al pie del imponente macizo de Famatina y mas tarde,  una interminable sucesión de pequeños pueblos cercanos a San Blas de los Sauces,  donde se anunciaba por radio local la llegada de la caravana y los lugareños,  alegremente salían a saludarnos.  La noche sorprendió a los aventureros automovilistas en Anillaco donde la Hostería del ACA les ofreció una rica cena en un constante ambiente de camaradería. 
El siguiente día,  las nobles máquinas emprendieron un rotundo rumbo Este hacia Villa Mazán y Chumbicha (Pcia. de Catamarca) recorriendo un serpenteante camino serrano cada vez más verde,  como bien se describe al paisaje de Catamarca.
Un día más sorprende a los trialistas en la serpenteante Cuesta del Portezuelo, inmortalizada en la famosa zamba de Polo Giménez.  Se trató de un audaz faldeo hasta alcanzar los 1680 m.s.n.m.  Impecables balcones ofrecen magníficas vistas del valle,  las nubes a centímetros y algún cóndor planeando.  Fue éste el ámbito perfecto para un descanso culinario en manos de nuestro Chef Mr. Raúl Salles, ( se pronuncia “ el mas lindo” ) quien sorprendió a sus compañeros con una exquisita carne al disco. 
Luego del pernocte en el Recreo,  la columna de descapotables se dirigió rumbo a La Cumbre,  Pcia de Córdoba,  no sin antes visitar el pintoresco San Marcos Sierra,  un lugar sin tiempos.  Finalmente,  la travesía alcanza su último día en Villa Carlos Paz. Luego de la cena,  las despedidas y el sueño del próximo trial.  Una vez más,  el hombre y  la máquina superaron los desafíos.
Por primera vez los participantes han llevado un automóvil de “ apoyo técnico “ apodado  “ El safétti “ por lo de zafar vió? , de su real traducción del inglés de la reina sobre The Safety Car, devenido del slogan de la marca “ Safety Fast”. Un  Morris 10 con los respuestos del caso. ( los del Morris 10).

Participantes:
Juan y Luz Ortiz MG TD
Camou Eduardo y Piuppy MG TC
Roberto e Hilda Aubert MG B GT
Salles Raúl MG TC
Garaguso Francisco MG TC
Grosso Carlos MG J2
Lascivita Mario y Abadie Alfredo MG TC
Echave Horacio Morris 10 “ The Safety Car “
Selmo Osvaldo y Marta MG B
Cosentino Ubaldo y Elvira MG B

 

 

> Ver Mapa del Recorrido