1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1


 

Capítulo 1

Miércoles 25

Como habíamos programado nos reunimos tempranito en la sede del Club los que seríamos de la partida y un grupo de socios y señoras que nos acompañarían hasta San Pedro.
Finalmente fuimos de la partida:
Eduardo Piatti y Roberto Eusevi con MG TC
Raúl Salles y Pocho Botello con MG TC
Jorge y Kuki Lauriti con MG A
Roberto e Hilda Aubert con MGB GT
Carlos Grosso con MG J2
Horacio Echave con MG J2
Marco Di Paolo con MG TC
Juan y Luz Ortiz con MG B
El que suscribe con su pequeño hijo, Patricio, con MG TC.

Como de costumbre la salida fue algo desprolija ,algunos salieron por la colectora, otros por la autopista lo que provocó un desencuentro que en alguno de los casos resolvimos rápidamente y en otros tardamos algunos Kms más 580 kms para ser mas preciso dado que a Roberto lo encontramos en Rafaela .
Claro que el pobre venía a fondo recuperando para alcanzarnos y justo pasa cuando nos habíamos metido en el ACA de Río Tala que fue precisamente hasta donde nos acompañó el grupo escolta.
Para colmo de males Roberto trató de comunicarse con mi Celular y cuando Patricio atendió me avisó que era un tal Roberto. Como todavía mi cabeza debería estar más conectada con el trabajo que con el paseo, y pensando que era un proveedor que me debía una llamada, le dije “Decile que estoy de viaje “.
Se imaginan como me recibió Roberto (Aubert) en Rafaela dado que pensaba que el celular me lo había olvidado en Buenos Aires.
A la altura de Campana nos esperaba para saludarnos Mario Lacivita que había estado lustrando su TC hasta pocos días antes de la partida y por problemas laborales no pudo ser de la misma.
El viaje fue bastante tranquilo, sin sobresaltos mecánicos salvo algunos problemitas menores en el “A” de Jorge.
Cuando llegamos a Rafaela nos recibió el Presidente del Club de Autos Clásicos, Sr. Héctor Platini, que había visto pasar los autos y presuroso se dirigió a nuestro encuentro, y nos ofreció la ayuda mecánica necesaria para el “A” y una invitación a realizar una tiradita al día
siguiente en el Autódromo, invitación que lamentablemente tuvimos que rehusar por lo corto de tiempo que estabamos en estas dos primeras etapas.
Durante la cena se acercó nuevamente Héctor esta vez para entregar en mano de nuestro Vicepresidente, quien agradeció en nombre de todos los socios del MG Club,un hermoso cuadro alegórico a las 500 millas de Rafaela.
Las atenciones no terminaron ahí, al día siguiente cuando el arranque del “A” ya estaba arreglado y Jorge pidió la cuenta, el electricista dijo que el arreglo estaba a cargo del Club de Rafaela, y no hubo forma a pesar de la insistencia de Jorge de hacerse cargo del arreglo.
Amigos de Rafaela, aprovechamos desde estas líneas para agradecerles tantas atenciones, y esperamos retribuirles con una delegación de nuestro Club en alguno de sus eventos.


Jueves 26

Partimos desde Rafaela en dos grupos.
En el primero hicimos punta los TCs de Eduardo, Raúl, Marco y el mío.
El resto se quedó para hacerle “la pata” a Jorge y a solucionar temas referentes a pasajes Aéreos.
El viaje fue bastante tranquilo hasta Ceres donde buscamos lugar para almorzar.
Le preguntamos a un camionero, y nos llevó a la rastra hasta un lugar exclusivo para camiones y TCs. Sentados bajo un toldo, con los autos y los camiones en exhibición saboreamos un asado de aquellos.
Tuvimos que llevar a dar una vueltita a una niña muy entusiasmada con los autos.
Cuando estábamos saliendo se acercó un paisano con un vaso de vino en la mano, y varios en sus estomago, y nos preguntó: Hermano, de que marca son estos autos MG, le respondimos luciendo una rapidez mental envidiable a pesar de los tragos nos respondió a las carcajadas: Ahhhh . MG ........ de “MUY JODIDO”
Seguimos la marcha, circulaba delante nuestro, el TC deEduardo con un tremendo baúl en su portaequipaje lleno de repuestos.
En determinado momento hace un brusco zigzagueo y termina sobre la banquina.
Nos detenemos unos metros más adelante, y ya el diagnóstico estaba realizado,
Una biela o un bulón habían decidido tomar aire y dictaminaban el final del viaje para nuestros amigos.
Remolcamos el auto hasta un pueblo vecino,Colonia Zalaya, y quedó esperando al Mosquito que nos traerá a todos de vuelta a Buenos Aires.
El segundo grupo salió de Santiago bastante más tarde y vino muy alegre ya que recorrió 540 kms en 5 horas .
Con paradas y un rápido arreglo al J” de Carlitos que adivinen que ....?
Recuerda la famosa basura del tanque da nafta que lo dejó en las 1000 millas del 89 y en dos oportunidades en el Viaje a Mendoza. Bueno la basurita un poco mas viejita y arrugada
algunos dicen que ya es FIVA ,apareció nuevamente.
Los últimos 100 km fueron de noche, Patricio aprovechó para filmar el alegre andar de los TCs, en el hotel veíamos las filmaciones que les aseguro son es.pec..ta...cu...la..res,.


Viernes 27

Dormimos en Santiago y a la mañana siguiente nos
encontramos en el ACA para partir rumbo a Tucumán. Horacio
se quedó solucionando un problema de Dínamo en el auto de
Marco y el resto partió.
Esta vez la parada sería para disfrutar del primer almuerzo
con nuestro Chef oficial.
Que además es un hombre de campo y descubre lugares para
parar donde el resto ni se imagina.
Bueno, yo que estoy acostumbrado a tardar una hora para
hacer un asado no me podía imaginar como en el medio del
campo y en menos tiempo Raúl había podido cocinar un Pollo
al Whisky para chuparse los dedos.
Después de una tranquila sobre mesa partimos hacia San
Miguel donde terminamos la tarde disfrutando una cervecita
en la peatonal.


Sábado 28

Nos esperaba uno de los recorridos mas lindos del viaje.
Recorreríamos los valles calchaquíes, pasaríamos por Tafí del Valle y dormiríamos en Ruina de los Quilmes. La vegetación de la primera parte del viaje en que bordeamos los montes tucumanos es exuberante y los caminos son aquellos de los que siempre pensamos “que lindo sería hacer esto con un MG “
Hasta Tafí del Valle el andar fue bastante alegre, sin embargo a partir de la zona de la cuesta del infiernillo, el aire empezaba a faltar ,y la cosa se hizo bastante mas lenta.
Teníamos programada otra parada gastronómica con nuestro chef pero preferimos comer algo en Amaicha y seguir rumbo a Ruina de los Quilmes para no llegar de noche, de todas formas ya habíamos hablado con el Hotel y nos iban a preparar un lugarcito para cocinar.
Finalmente el lugarcito era una extensión de la terraza del hotel construido en piedra similar a la que utilizaban los quilmes en sus construcciones.
Comimos bajo un cielo impresionante teniendo como marco los autos estacionados y como fondo las ruinas y las montañas que fueron el hábitat de esta tribu.
Antes de la cena hicimos una recorrida por las Ruinas
Patricio se dió “una vueltita” por las sierras o fortalezas como las llaman los lugareños.
Ya estaba anocheciendo y no volvía, algo preocupados salimos con Marco a buscarlo . Los gritos de “ Pato...Pato”  resonaban en toda la zona y era preocupante que no tuviésemos respuesta.
Claro, el joven, había decidido no sólo gozar del espectáculo visual sino de la música que más le gusta y decidió ir con los auriculares puestos.
Después de la cena hicimos una breve recorrida tratando de descubrir las constelaciones mas conocidas.
Aunque les parezca mentira se ve un cielo tan, pero tan cubierto de estrellas, que ni pudimos descubrir las 3 Marías.


Domingo 29

Partimos de Ruina de los Quilmes rumbo a Cafayate donde aprovechamos para visitar una bodega y almorzar.
El camino hacia Salta es hermoso, con formaciones rocosas en la gama de los rojos con formas que les dan nombre, el Sapo, Los Castillos, El Monje rematando con El Anfiteatro y
la Garganta del Diablo,
El lugar de reencuentro en caso que nos alejáramos entre los autos era un pueblo llamado Alemania, prácticamente abandonado desde que el tren no llega más.
A mitad de camino nos encontramos con Marco con problemas en su regulador de voltaje.
Se quedaron a ayudarlo Juan y Horacio que vinieron haciendo continuas “transfusiones” desde la batería del “B” al “TC” hasta poder llegar a Salta.
Llegaron bastante tarde al Hotel pero con ganas de darse un bañito, salir a cenar y hasta rematar la noche con un cafecito frente a la hermosa plaza de Salta.
Hoy, Lunes 30, aprovecharemos para reparar el auto de Marco y tomarnos un día de descanso en Salta.
Mañana partiremos hacia Purmamarca para “atacar” la Quiaca el miércoles.
Esperamos encontrar un Cyber para mandarles información con la “tarea cumplida “

Un abrazo Grande de Los TC Boys..........and Girls

> ir al capítulo 2

> volver